Este post intenta ser una reflexión para todas las marcas y personas que publican contenido en su blog, web o plataforma digital con el fin de conseguir un objetivo: ingresos, leads, notoriedad, etc.

Siendo un fiel defensor de la metodología Inbound Marketing, no entenderé que tu objetivo sea únicamente notoriedad o leads, porque al final, esa notoriedad o esos leads, si no se traducen en ingresos, no servirán de nada.

Quiero hacerte 18 preguntas con las que, salvo que tengas una respuesta coherente, debes dejar de publicar contenido o pensar ideas para publicar el próximo día.

¿Controlas tu blog o te controla él a ti?

  • ¿Cuál es el objetivo principal de tu blog?
  • ¿Cuántos leads has conseguido en el último mes?
  • ¿Y comparado con el mismo periodo del año anterior?
  • ¿Cuánto tráfico tienes en tu blog desde redes sociales?
  • ¿Cuánto tráfico tienes en tu blog desde buscadores?
  • ¿Cuántos leads consigues desde los diferentes canales de atracción de tráfico?
  • ¿Y clientes?
  • ¿Cuánto tráfico obtienes por contenido antiguo y cuánto por contenido reciente?
  • ¿Cuál es la tendencia de tráfico de tus contenidos?
  • ¿Qué ciclo de vida tienen tus contenidos?
  • ¿Cuál es el formato que mejor te funciona en el blog? ¿por qué?
  • ¿Cuál es el formato que mejor te funciona en redes sociales? ¿por qué?
  • ¿Cómo mides la notoriedad?
  • ¿Cuál es tu coste de adquisición de cliente?
  • ¿Cuál es tu estrategia de republicación?
  • ¿Cuál es tu estrategia de optimización de contenidos?
  • ¿Qué automatizaciones tienes configuradas para maximizar el retorno?
  • ¿Cuál es tu ROI?

Son preguntas con las que deberías reflexionar sobre un tema que me preocupa más que ninguno: lo que estás haciendo, ¿funciona?

Pensamos que tener una plataforma y generar contenidos es tan sencillo como publicar más y más contenido y no nos damos cuenta que quizás este es el último de los problemas o retos. Entender y conocer el estado de todo lo que hacemos nos permitirá tener un conocimiento que haga multiplicar por 10 todo lo que hagamos después. Por eso siempre digo que la analítica NO es opcional.

Si no tienes respuesta para la mayoría de las preguntas: ¡deja de publicar contenido ahora mismo y ponte a responderlas!