Llevo casi 15 años trabajando, escribiendo, optimizando, gestionando y consumiendo blogs. Blogs de todo tipo: tecnología, moda, estilo de vida, gastro, etc. En estos 15 años las cosas han cambiado muchísimo. Los blogs han cambiado muchísimo. Que si iban a morir hace años, que si ahora están más vivos que nunca.

Lo que no ha cambiado son mis tres razones por las que todo profesional de cualquier sector debería tener un blog.

Gimnasia mental

Una de las principales razones y quizás la más importante es que tener un blog es como ir al gimnasio. Entrenas la mente, entrenas la escritura, entrenas la investigación, entrenas la creatividad, etc.

Un blog es la mejor forma de ir al gimnasio sin ir al gimnasio Click To Tweet

Aprendizaje constante

Tener un blog te obliga, sí o sí, a aprender. Quieras o no, cuando escribes un post siempre acabas leyendo algo nuevo en el proceso de búsqueda. Acabas refutando información, conociendo nuevos puntos de vista, etc. Esto hace que escribir en tu blog (y en el de otros) se convierta en una fuente de aprendizaje muy importante.

En Socialmood, que casi todos escribimos en 40deFiebre, se nota mucho como, que la gente escriba, aporta mucho en la formación de esa persona sobre un tema. Incluso para empezar a aprender de un tema es una gran idea.

Si quieres ser líder de un tema, empieza por escribir de ese tema Click To Tweet

Liderazgo

A colación del anterior, hay dos formas que no fallan de convertirse en un líder de cualquier temática hoy en día: o tienes un libro o tienes un buen blog sobre el tema. De verdad, no falla.

En ese aspecto, el mercado tiene todavía que madurar en cuanto a filtrar el grano de la paja porque estamos fabricando guruses simplemente por hablar de un tema concreto en un blog o en las redes. Y no es así.

Uno no sabe de lo que dice, sabe de lo que hace. Click To Tweet

Por cierto, un par de reflexiones antes de que te pongas a leer los típicos trucos para tener un blog:

  • Olvídate de la frecuencia: escribe cuando te apetezca. Solo así conseguirás que tu post sea útil y tenga sentido. La obligación mata la creatividad.
  • ¿La mejor hora para publicar? La que tú decidas. ¿No te has dado cuenta que todo el mundo publica a las mismas horas? Los análisis de frecuencias y horas han hecho mucho daño.
  • ¿La longitud ideal de un post? La que tú decidas. Piensa en cumplir la promesa que has hecho con el título tan llamativo, no en otra cosa.

¡A por ello!