Se estima que en el año 2020 cincuenta mil millones de dispositivos estarán conectados a Internet. Si hacemos zoom veremos que habrá una media de cincuenta conectados en nuestras casas y siete conectados por persona en el mundo. ¿Quién dijo miedo?. Además serán inteligentes. Asistentes como Siri, Cortana o Now de Google estarán integrados. No solo nos comunicaremos con ellos, sino que aprenderán de nuestros hábitos, gustos, etc. Ya lo estamos viendo con Nest y otros dispositivos.

Nos dirigimos a cambios radicales en la forma en la que vivimos y nos comunicamos entre nosotros y con estos dispositivos. Sí, dentro de unos años conversaremos con la nevera.

En el futuro la interacción de un dispositivo con Internet no será una opción, será la norma. Click To Tweet

Y como norma dejaremos de diferenciar offline y online, digital de analógico. ¿O no?. En este mundo digital y en todo lo relacionado a la Comunicación y al Marketing hay 4 grandes tendencias que cambiarán el mercado en los próximos años y que vemos que las marcas que ya las están adoptando están consiguiendo sorprender y conectar con el consumidor con grandes resultados.

Realidad Virtual

Realidad Virtual (VR)

Es la tendencia que será la revelación del 2016 cuando Sony, HTC y Oculus lancen sus gafas de Realidad Virtual al gran público a principios de año. La VR abrirá nuevas fronteras en el desarrollo personal y llevará la experiencia de usuario a un nuevo nivel. La inmersión total provocará un cambio absoluto en la forma en la que consumimos contenidos, aprendemos, nos comunicamos, etc. Y, por supuesto, el mercado del entretenimiento ya no será el mismo.

Ejemplos:

Estamos ante una revolución que claramente cambiará el mercado de la comunicación y el Marketing durante los próximos años. ¿Será un canal más o la forma definitiva para conectar realmente con el consumidor?

Real-Time (experiencias cortas, útiles, de alto impacto)

Real Time

De los blogs a Twitter, de Instagram a Snapchat y de Youtube a Periscope. El real-time manda. Y las experiencias en tiempo real serán las protagonistas al menos durante el próximo año.

Y no hablamos de cualquier tipo de experiencias. Son experiencias que capturan la atención total del usuario y le obligan a participar. Cautivas. Inmersivas, buscando un gran impacto en el consumidor. Hemos pasado de la publicidad interactiva al Earth Hour, conciertos en vivo que solo funcionan si tienes las luces apagadas. Ahora que hay un déficit claro de atención por parte del consumidor, la necesidad de crear contenido que realmente conecte e impacte es imprescindible.

Ejemplos:

Omnicanalidad vs Sentido

Omnicanalidad

Seguimos dirigiendo los esfuerzos en estrategias a estar en todos los canales y no en innovar en la forma en la que se está en esos canales. Esta gran tendencia habla de que para ser una marca relevante no es tan importante estar en todas partes, sino estar en nuevos canales, canales inesperados y sobre todo donde se la necesite. Para poner tierra de por medio con la competencia habrá que explorar nuevas fórmulas de comunicación más que seguir haciendo push en las de siempre.

Ejemplos:

  • Durex en Francia. Un bot en Twitter buscaba usuarios de Twitter con el corazón roto y les animaba a seguir adelante.
  • Domino’s AnyWare. Permite pedir una pizza tan solo usando el emoji de la pizza en Twitter o diciendo “Dom” a Siri. Sexy, pero lo más importante, útil, y la sensación de utilidad que una marca genera en su audiencia es directamente proporcional a la relevancia de esta en el mercado.

Machine-Learning (para hacernos la vida más fácil)

lucasomnicanal

La Inteligencia Artificial nos hace mejores. Tomamos mejores decisiones, obtenemos mejor información, de forma más rápida, etc. La evolución es imparable y con la mejora tecnológica exponencial que estamos experimentando es bastante difícil, por no decir imposible, predecir dónde estaremos en este sentido en unos años. El 61% de los ejecutivos de Retail afirmaban en octubre de 2015 para IBM que no tenían recursos para poder ofrecer a los consumidores el nivel de experiencias que éstos demandaban.

Ejemplos:

  • Airbnb y sus “Price-Tips”. El Machine-Learning ayudaba a los dueños de las casas a fijar el mejor precio para sus propiedades.
  • CogniToys, una startup de juguetes para niños que responde a sus preguntas usando el lenguaje y las respuestas adecuadas para su edad gracias a Watson, el super ordenador de IBM.

Independientemente del nombre de la tendencia, lo que está claro es que la complejidad del mercado y del consumidor es tal, que lo más importante y relevante hoy sigue siendo crear experiencias memorables, sorprendentes, para el consumidor. Y esto ya no se consigue de ninguna manera con las técnicas tradicionales. Ser relevante habla de salir de la zona de confort y de experimentar constantemente nuevas fórmulas, formatos y canales. Entender para sorprender. Empatizar para impactar.

¿Quieres ser relevante? ¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar para conseguirlo?